El entrenador francés reitera que Real Madrid aún no ganó nada y que debe afrontar cada uno de los partidos como si fueran decisivos.

 

Directv Sports – Goldepenal.com. Real Madrid no puede darse el lujo de suspirar en este vertiginoso cierre de La Liga en España, a pesar de la diferencia de cuatro unidades establecida respecto de Barcelona, que en realidad ahora es de un punto tras la victoria del Blaugrana sobre Espanyol en el derbi catalán.

 

Para el conjunto merengue, el duelo ante Alavés será la primera de las últimas cuatro pruebas que tiene en el horizonte, claro que si pasa con éxito las primeras tres, en la última ya estará todo definido. Lo cierto es que este viernes, el equipo blanco afronta su octavo partido desde la reanudación tras el receso y pese a la posición favorable, Zinedine Zidane se encargó de reiterar que aún falta para decidir el título.

 

«No hemos ganado nada. Faltan cuatro partidos, es otra final y siento repetir siempre lo mismo porque me cansa a mí también, pero es la verdad. No hemos ganado nada y lo que queremos como equipo es seguir con lo que estamos haciendo. Va a ser difícil otra vez mañana. No vamos a hablar de lo que va a pasar. Lo que va a pasar es el partido de mañana. Tenemos un partido muy duro, es otra final, faltan cuatro partidos y eso es lo que nos anima a todos», señaló el estratega francés en la conferencia de prensa telemática de este jueves.

 

Además, Zizou abordó el tema del fixture, un tanto más complejo que el del Barça, en busca de su octavo triunfo seguido. «No tenemos elección, no hacemos el calendario. Tenemos cuatro partidos de locura. Estamos en una dinámica que queremos terminar bien la temporada y ahora estamos concentrados en el partido de mañana. En el siguiente ya se verá. Al calendario no lo podemos cambiar, va a haber que jugarlo hasta el final», afirmó el técnico, cuyo equipo deberá medirse además con Granada, Villarreal y Leganés en las restantes jornadas.

 

Y a la hora de referirse a su inminente rival, Zizou enfatizó, «Se hace complicado simplemente porque sabemos la situación del rival (15º en la tabla) y que los partidos no son nada fáciles. Estamos preparados para intentar seguir con lo que estamos haciendo, lo que estamos mostrando, y mañana vamos a tener un partido muy difícil contra Alavés. Queremos jugar el partido».