Prensa Conmebol. El Gobierno argentino aprobó los protocolos sanitarios presentados por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) en el marco de la pandemia del COVID-19. Con ello, a partir del 10 de agosto todos los planteles de la Primera División comenzarán a entrenar nuevamente. La medida -que abarca también al fútbol femenino- prevé que los trabajos se realicen en grupos reducidos y cumpliendo estrictas normas de prevención.

 

La reunión definitiva entre el ministro de Salud, Ginés González García; el ministro de Deportes, Matías Lammens; el presidente de la AFA, Claudio Tapia; el secretario general, Víctor Blanco; y el secretario ejecutivo Pablo Toviggino; es la culminación de un proceso de estrecha colaboración entre el gobierno argentino y la AFA. Se trata de un paso fundamental para el regreso del fútbol a las canchas de ese país, pero cuidando siempre la salud de todos los involucrados. La apertura de las autoridades argentinas y la eficaz gestión de la dirigencia del fútbol hace posible este avance, anhelado por millones de hinchas.

 

La decisión del Gobierno argentino permitirá a los equipos que participan en la Conmebol Libertadores y en la Conmebol Sudamericana, llegar en condiciones de igualdad con los demás clubes competidores. El presidente Tapia destacó la buena predisposición de las autoridades sanitarias y deportivas de su país, ya que en principio solo volverían a las prácticas los clubes que toman parte de torneos internacionales, pero finalmente se resolvió hacer extensiva la medida a los 24 clubes que juegan en Primera División.

 

La Conmebol saluda el acuerdo alcanzado en un país que es siempre protagonista en sus torneos. Felicita además a la AFA por las gestiones realizadas para una vuelta responsable del fútbol. En cada uno de los países, las asociaciones trabajan con los gobiernos para lograr este objetivo y se espera que en agosto se reanuden prácticamente todos los torneos locales.