Goldepenal.com. Boca Juniors y River Plate finalmente disputaron el partido de ida de la final de la Copa CONMEBOL Libertadores. El organismo rector del fútbol en Sudamérica inspeccionó el estado del terreno de juego del estadio La Bombonera que ayer sábado había colapsado su drenaje por la intensa lluvia caída en Buenos Aires.

 

El duelo comenzó con mucha intensidad, los locales se mostraron un tanto impacientes, lo que generó impresiciones sobre todo en la mitad de la cancha. Por su parte, River se mostró sereno y enfocado en los primeros compases del encuentro.

 

Rossi fue figura con dos atajadones, la primera en el ángulo superior izquierdo evitando un gol de tiro libre de «piti» Martínez y seguidamente un cabezazo a Lucas Prato.

 

Cristian Pavón tuvo que abandonar el partido cerca de la primera media hora por lesión, dándole ingreso a Darío Benedetto, quien le cambiaría el rostro a su equipo con su dinámica y participación.

 

A los 34′, Wanchope Abila adelantaría a los xeneizes tras un buen enganche dentro del área por la izquierda y dentro del área para burlar al defensor, luego sacó un potente remate que Armani pudo rechazar, pero en el rebote volvió a fusilar al meta millonario y embocó la pelota.

 

La reacción no se hizo esperar, Lucas Prato no permitió que la celebración de los locales se extendiera y apenas un minuto después cruzó la pelota con pierna derecha para cambiarsela de palo a Rossi que nada pudo hacer, una definición magistral.

 

Antes de ir al descanso, Benedetto se haría presente para adelantar nuevamente a Boca, esta vez de cabeza en jugada de balón parado. Se jugaba el primer minuto agregado del primer tiempo.

 

Cuando parecía que los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto tomaban el cocntrol del encuentro, vino la igualdad en la pizarra. Martínez cobró un tiro libre por la izquierda que buscaba la cabeza de Prato dentro del área, pero Izquierdoz en su intento por interceptar el servicio, terminó peinandola y marcando en propia puerta a los 61′.

 

En el descuento, Benedetto tuvo una gran oportunidad de darle el triunfo a Boca tras un excelente pase de Tévez que originó el mano a mano, pero Franco Armani estuvo mejor en el achique, lo que le permitió realizar una atajada espectacular que deja la serie igualada para que se defina el próximo sábado en el estadio Monumental.