Johnny Nieto – Goldepenal.com. Bajo un intenso sol el Atlético de San Francisco y O&M FC se vieron las caras en el Complejo Deportivo de San Francisco de Macorís en el marco de la quinta fecha del Torneo Clausura de la Liga Dominicana de Fútbol 2019. Ambos con la misma necesidad, ganar para encaminarse hacia los objetivos de cada uno.

 

El conjunto local salió con todo, adueñándose de la pelota en la mitad de la cancha e inclinando el juego a su favor con llegadas por los costados, sobre todo el izquierdo donde Alejandro Carrera se hizo sentir para generar peligro, pero sin éxito por la falta de conexión con Herlin Cuica dentro del área rival.

 

San Francisco dominaba los tiempos del partido a partir de la posesión del balón, sin embargo, el onceno académico pudo soltar las cadenas por intermedio del colombiano Rafael Nieto, quien desde fuera del área sacó un zapatazo con el empeine del pie derecho para clavar la esférica en el ángulo superior izquierdo de Agustín Vistarop que voló, pero nada pudo hacer. Así los pupilos de Ronald Batista se adelantaban en la pizarra a los 22′.

 

El gol no cambió la tónica que venía mostrando el desafío y los anfitriones continuaron con su libreto. Así fue como sobre la fracción 27′, un centro desde la derecha de Carrera buscaba a Cuica sobre el segundo palo, pero el defensor Reyes terminó derribándolo para ocasionar un penalti que un minuto más tarde el propio delantero venezolano cambiaría por gol.

 

Con la paridad se irían al descanso y ya en la segunda mitad el partido bajó la intensidad, se convirtió en un juego de muchas interrupciones de parte y parte, no por pérdida de tiempo, sino porque ninguno de los dos equipos permitía que el rival tuviera fluidez en sus posesiones. Habitualmente echando el balón sobre los costados o cortando con faltas para quitarle ritmo al encuentro, lo que convirtió el duelo en monótono y previsible.

 

Al final terminarían igualados y sumarían un punto cada uno que poco puede ayudarles a ambos en sus aspiraciones de lograr sus objetivos. Los francomacorisanos deben seguir alejándose de la zona del descenso, pues ya parece lejano pensar en una clasificación a semifinales. Por su parte, el onceno universitario sigue complicando sus aspiraciones clasificatorias.