Anderson Contreras tuvo una noche brillante con gol y dos asistencias para guiar el triunfo del cuadro capitalino.

 

Johnny Nieto – Goldepenal.com. Caracas FC profanó el Atanasio Girardot de Medellín este miércoles 16 de septiembre tras vencer tres goles por dos al Deportivo Independiente Medellín en el marco de la fecha tres del Grupo H de la Copa Conmebol Libertadores 2020. Los capitalinos sumaron su primera victoria en esta edición del torneo continental y de esta forma llegaron a cuatro puntos para ubicarse terceros.

 

El grupo lo comanda Libertad de Paraguay con 6 puntos, seguido de Boca Juniors que tiene 4 -ambos se enfrentan este jueves-, mientras que en el fondo quedó el DIM.

 

Los Rojos del Ávila madrugaron y apenas al minuto 6′, Eduardo Ferreira aprovechó una muy buena jugada colectiva por el costado derecho, recibiendo una muy buena habilitación de Anderson Contreras para terminar definiendo dentro del área y al primer palo del guardameta Andrés Mosquera.

 

El propio Contreras se encargaría de aumentar la diferencia, cuando en ejecución perfecta de tiro libre y con una distancia de unos 30 metros, la mandaría a guardar en el ángulo superior izquierdo sobre la fracción 24′. Todo marchaba de manera impecable para el Caracas.

 

Sin embargo, al final de la primera mitad los locales lograron descontar desde el punto de penalti por intermedio de Javier Reina a los 45’+3′. Colocando el descuento y dejando el partido abierto para el complemento.

 

En el inicio del segundo tiempo, Beycker Velásquez se complicaría solo, ejecutando de manera errada un despeje que impactó en unos de sus defensores y le quedó a Leonardo Castro, quien la tiró por encima del portero venezolano. El partido se igualaba y el reloj indicaba 46′.

 

Pero los dirigidos por Noel Sanvicente no decayeron y al 54′ volvieron a conseguir la ventaja, tras una pelota parada desde la mitad del campo que sirvió sobre el corazón del área Contreras y que encontró la cabeza del Argentino Alexis Blanco para enviarla al fondo de la red.

 

De esta forma, el actual campeón de Venezuela consiguió otro registro histórico, al convertirse en el primer club venezolano en ganarle a un par colombiano en territorio cafetero. En 2007 lo había hecho pero ante un cuadro argentino, River Plate, tras la inhabilitación del Estadio Nacional Brígido Iriarte por parte de Conmebol ante el pedido de los millonarios y la remodelación del Estadio Olímpico de la UCV, así como del resto de los escenarios venezolanos para la Copa América de ese año.