El triunfo deja al académico tercer en su grupo con tres puntos por debajo de Racing de Argentina y Nacional de Uruguay que completarán su tercer partido este jueves, ambos tienen seis unidades. Alianza quedó último sin sumar.

 

Johnny Nieto – Goldepenal.com. Estudiantes de Mérida regresó a la acción por todo lo alto tras más de seis meses sin disputar un partido y lo hizo con victoria ante Alianza Lima de Perú por la fecha tres del Grupo F de la Copa Conmebol Libertadores de América 2020. El académico vino de atrás para levantar un partido que perdía por dos goles y llevarse los tres puntos en el último minuto en el Estadio Metropolitano de Mérida.

 

El onceno andino tuvo que superar muchos problemas incluso desde mucho antes del partido, como la ausencia de su DT Martín Brignani, quien debió dirigir el partido desde Argentina al no poder trasladarse hasta Venezuela motivado a la pandemia. Su asistente técnico, José «buda» Torrealba tampoco pudo estar al pie del campo porque dio positivo al Covid-19 en el último testeo antes del duelo.

 

El cuadro merideño pudo sobreponerse a un resultado adverso en el segundo tiempo de dos goles. Tras una primera mitad en la que a pesar de la falta de ritmo, los locales generaron un par de ocasiones bastante claras que no pudieron concretar, aprovechando las facilidades que otorgaban los visitantes, quienes prefirieron esperar bien atrás en ese primer tramo.

 

Al 51′, Alexi Gómez adelantó al Alianza desde el punto de penal y tres minutos más tarde, Joazhino Arroe ampliaba la ventaja con una joya de gol. El brasileño ingresó por izquierda y enganchó hacia adentro para disparar a pierna cambiada desde el vértice del área y colocarla como con la mano en el ángulo superior izquierdo del arco de Alejandro Araque.

 

La reacción comenzaría a fraguarse en el tramo final para los rojiblanco, cuando Edson Rivas recibió el balón de espaldas al arco sobre la semiluna y con un velóz giro sacó un disparo a media altura y ajustado al palo derecho de Leao Butron. El reloj indicaba la fracció 64′.

 

A los 81′, Jesús «chiki» Meza sacó la clase con un pase quirúrgico para Wilson Mena que realizó un movimiento de ruptura para desmarcarse y quedar mano a mano con el portero visitante y colocar el empate en la pizarra.

 

Cuando todos pensaban que los muebles estaban salvados con el empate -considerando todos los problemas que tuvo Estudiantes FC por la pandemia y situación país-, llegaría la oportunidad para anotar y ganar desde el punto penal a los 90’+7′, ejecución que aseguró José Rivas para entregarle el triunfo al elenco de los andes venezolanos.

 

Esta es la primera vez que un club venezolano logra remontar una desventaja de dos tantos en la Copa Libertadores de América.