El modelo ejemplar de la Bundesliga