Danny Rose se opone al regreso del fútbol