Mala noche del rojo complica sus aspiraciones clasificatorias en Libertadores