Goleada histórica en la mitad del mundo