Goldepenal.com. El duelo Cibao FC – Atlético Pantoja de hoy, correspondiente a la jornada cinco del Torneo Apertura de la Liga Dominicana de Fútbol 2019 sin dudas que es el más atractivo por esa rivalidad que va emergiendo entre los seguidores de ambas escuadras y la atención que acapara entre los neutrales.

 

Razones hay para que se vaya pronunciando este duelo, a pesar de que los naranja apenas tienen 5 años de fundados y nacieron en esta era moderna del fútbol dominicano llamada LDF. Ambos conjuntos han mostrado signos de crecer como instituciones de fútbol en el corto tiempo de profesionalismo, ya ganaron la liga y hasta un título del Caribe para ambos. Sin mencionar que siempre gozan de planteles renombrados, así como de entrenadores de reputación.

 

Hoy no es la excepción, Edward Acevedo y Jean Carlos Güell se vuelven a ver las caras luego de la batalla final del año pasado, donde el novato director técnico del cuadro de Santiago se llevó los honores. En aquel entonces, el venezolano Güell estaba al frente del banquillo del Atlético San Francisco, con el que ya había logrado una campaña soñada.

 

El timonel naranja tuvo que dejar la camiseta y colgarse el silbato en el cuello para asumir las riendas de un Cibao FC que parecía un potro desbocado en la parte final de la LDF 2018, sin embargo, a pesar de su inexperiencia lo pudo llevar a puerto seguro y alcanzar el título. Hoy, meses después seguimos viendo los esfuerzos por capacitarse y madurar como director técnico en medio de una camada de entrenadores dominicanos escasos.

 

Este año ha arrancado con dos victorias y un empate, no ha recibido goles en poco más de 270 minutos, lo que habla de una solidez defensiva y un equilibrio, a pesar de la poca producción de goles, pero que le han servido para ganar dos partidos consecutivos en la carretera ppr la mínima diferencia.

 

Güell por su parte sorprendió no verlo continuar con los francomacorisanos luego de lo logrado el año anterior, pero es precisamente esa basta experiencia la que lo ha llevado a tomar decisiones importantes y conseguir cosas importante en este fútbol donde ya ha sido campeón y sus equipos protagonistas.

 

No estuvo desde el inicio de temporada, asumió las riendas de los guerreros la fecha tres y ganó el primer partido que disputó, dándole vuelta a un resultado de 1 – 0 ante O&M FC, para ganarlo 1 – 2. Y tres días después volvió a triunfar ante San Cristóbal. El parón que hubo con motivo de Semana Santa le permitió horas de trabajo con cabeza fresca para adaptarse al grupo y que el equipo asimile su idea de juego.

 

Ambos directores técnicos gozan de buen prestigio en el fútbol nacional, uno criollo, jóven, impetuoso, con ganas de crecer en su nuevo rol y tratando de dar pasos firmes. Y el otro, extranjero, pero conocedor profundamente del balompié quisqueyano, curtido en mil batallas, con pergaminos y honores en la chaqueta de gala.

 

Se verán las caras por segunda vez en sus carreras y atrás quedó la final de 2018, ahora la batalla es representando a dos clubes que centran la mayor atención en el país, Cibao FC – Atlético Pantoja.