Helmut Canales – Goldepenal.com. El miércoles se reanuda la Premier League y en Inglaterra de seguro la gesta heróica de la temporada , va ser el primer título del Liverpool de Jugen Klopp, bajo el actual formato que se puso en marcha en 1992, con el Manchester United como su campeón inaugural. Sin embargo, no hay que olvidar la labor del Sheffield United y su estratega Chris Wilder.

 

El Sheffield United, retornó a la máxima categoría del balompié de la isla más grande del mundo como el campeón de Segunda División, torneo que es catalogado como la liga de ascenso más compleja del planeta. No obstante, nadie proyectaba que la tropa de Chris Wilder peleara por los puestos que generan un periplo a las competencias continentales.

 

Han superado los cálculos previos a la campaña al situarse en el séptimo lugar de la tabla de posiciones con 43 puntos y mantienen vivas sus aspiraciones para obtener el último boleto a Champions League, momentáneamente patrimonio del Chelsea, los londinenses les sacan cinco unidades de ventaja con un partido de más.

 

Sheffield United esboza 28 compromisos disputados, los seis oncenos arriba de ellos cuentan con 29 (Liverpool, Manchester City, Leicester City, Chelsea, Manchester United y Wolves).

 

Apartando a cuatro elementos del plantel (dos de ellos arribaron al club en el mercado invernal), Chris Wilder posee un equipo conformado sólo por jugadores británicos, que  ha labrado un estilo de juego en la cancha muy  innovador que le produce placer a la retina de cualquier aficionado que le gusta el fútbol en la tierra y más allá de sus límites.

 

El modelo de esta escuadra es basado en la propuesta de Chris Wilder con el esquema 3-5-2, que acecha constantemente a los rivales más de lo que refleja la formación táctica. El objetivo de este planteamiento es el control posicional del terreno de juego, ya se a la ofensiva como a la defensiva, al mismo tiempo que ostenta como punto vital, el rol que desempeñan los centrales durante los 90 minutos de los cotejos.

 

Este tipo de noción de los centrales que se conviertan en los primeros atacantes y creadores con numerosas interacciones de juego no es nueva.  Los líberos Franz Beckenbauer y Gaetano Scierea son los ejemplos por antonomasia de este segmento de zagueros. Más adelante, Louis van Gaal lo gráfico como rasgo peculiar de los conjuntos que dirigió  y Josep Guardiola , llevó esa filosofía a un nivel virtualmente imposible de calcar. No obstante, Sheffield United no cuenta que ninguno de esos nombres legendarios.

 

En la formación formación 3-5-2 implantada por Chris Wilder , el eje central de los tres defensores, John Egan , es un punto fijo, pero los zagueros que lo acompañan, Chris Basham y Jack O’Connell, tienen autorización para realizar largas carreras diagonales que los llevan fuera de los laterales.

 

Son defensores desempeñando el papel de extremo, George Baldock y Enda Stevens, a su vez puede cortar los flancos.

 

La cobertura es ofrecida por un trío de mediocampistas técnicamente solventes, Oliver Norwood con el apoyo de John Lundstram y John Fleck o el fichaje de verano Luke Freeman.

 

También se puede explicar así: Stevens y Baldock, al adelantar constantemente su posicionamiento en el terreno interiorizan en la media cancha. De esa forma configuran una delantera con 4 integrantes, para crear superioridad numérica.  De forma paralela dos de sus tres centrales, las torres O’Oconell y Basham laborando en el rol de extremos durante los 90 minutos y sus agregados, provocan una lluvia de centros en el área del contrincante.

 

Para ejemplificar lo que realizan este dúo de defensores, sería como ver en un partido de fútbol a Varane  o Bonucci plasmando en un encuentro el trabajo tanto de Ribery como Robben en el Bayern Munich.

 

En la zona defensiva queda sólo  Egan, pero es apoyado por los mediocampistas Fleck y Berg para compensar la desventaja en la retaguardia al ofender.

 

De manera paralela, poseer centrales móviles hace que sea relativamente sencillo deslizarse al 4-4-2 en la fase defensiva,  si se llama a un lateral para cerrar un ataque desde el flanco.

 

Según Jonathan Wilson, columnista del periódico The Guardian y autor del libro La Pirámide Invertida, la idea de esta propuesta del Sheffield United, parece haber surgido inicialmente de la mente del ayudante de Wilder, Alan Knill.

 

La concepción de este pensamiento implanta de Chris Wilder y su asistente Alan Knill en el Sheffield United, también se muestra en los registros individuales. Los máximos goleadores del club son: Lys Mousset delantero y el centrocampista John Fleck con 5 dianas. Luego con cuatro el mediocampista John Lundstram empatado con el artillero Oliver McBurnie.

 

En el renglón de las asistencias figuran Mousset y el lateral derecho George Baldock con 4. Los mediocampistas Lundstram (3), Fleck (2) y el lateral izquierdo Enda Stevens (2) completan el listado de los futbolistas con más pases de gol de la plantilla.

 

Por otro lado, los muchachos de Chris Wilder se han asentado como el segundo equipo que menos goles ha encajado hasta la fecha en el campeonato, con un total de 25 anotaciones concedidas. Solamente el Liverpool con 21 es la entidad a la que menos veces le han perforado las redes de su arco.

 

Gran parte de la complejidad  de convertirles goles a los de Yorkshire se debe a que son aupados en las excelentes atajadas del joven Dean Henderson, quien está a préstamo proveniente del Manchester United. No es descabellado pensar que este bisoño cancerbero,  puede ser el titular en la Eurocopa con el seleccionado inglés y erigirse como una de las figuras del torneo. Con sus soberbias atajadas hace recordar a un incipiente Manuel Neuer cuando defendía los palos del Schalke 04.

 

Sheffield United, posee la plantilla más barata de la Premier League tasada en 135.40 millones de Euros según el portal Transfermarkt, ese precio llegó a esa cantidad debido a las incorporaciones de invierno de Sander Berge (21.5) y Oliver McBurnie (19.10).  La máxima categoría del futbol inglés es  una competición que presenta a 6 equipos entre los 10 más caros del balompié global (Liverpool, Manchester City, Manchester United, Arsenal, Chelsea y Tottenham).

 

Las limitaciones que publica el vigente campeón de la segunda división no les impide  poner en prácticas  las estrategias y variantes tácticas de Chris Wilder o de su asistente Alan Knill en el torneo que enseña a los mejores entrenadores del globo Eterráqueo, encabezados  tanto por Guardiola como Klopp.