FDP – Agencias. La Premier League empieza a planificar su regreso a la acción luego de la prolongada pausa a causa de la pandemia del Coronavirus Covid-19 a mediados de marzo, confiando regresar pronto a los entrenamientos y a disputar partidos en junio.

 

La fecha límite para finalizar la temporada que quiere alcanzar la Premier es el 31 de julio, una vez dado por imposible terminarla antes del 30 de junio y evitar los conflictos con los contratos de jugadores (Willian y Vertonghen, por ejemplo) y de patrocinadores (Nike con el Liverpool) que terminan en dicha fecha.

 

Con el confinamiento en el Reino Unido en pie hasta como fecha mínima el 7 de mayo, algunos conjuntos han comenzado a abrir las puertas de sus centros de entrenamiento. Brighton & Hove Albion y Arsenal, que se encontraba cerrado desde el positivo de Mikel Arteta, han levantado el telón y los futbolistas ya pueden ir a entrenarse de manera individual. Los jugadores poseen un horario particular y asisten a las instalaciones por turnos, evitando juntarse, al estilo de lo que hace desde hace semanas el Wolverhampton Wanderers.

 

La cuarentena en el Reino Unido es más suave que en otros países europeos como España y los ciudadanos tienen permitido una hora de ejercicio al aire libre, lo que provoca optimismo para una vuelta progresiva a los entrenamientos en grupos.

 

Según la prensa inglesa, el regreso a las canchas podría ser el 8 de junio, dejando casi dos meses para completar las ocho jornadas que restan de la Premier (92 partidos) y allanar el camino para jugar las competiciones europeas en agosto.

 

Para reafirmar estas intenciones, los clubes se reunirán en videoconferencia este viernes, como han hecho en algunas semanas pasadas.

 

Pese a avistar una posible fecha, aún quedan muchos interrogantes que resolver, como los tests a futbolistas para determinar que son aptos para jugar, si serán los encuentros a puerta cerrada (es la opción más plausible) y si se jugará en los campos habituales o se disputará en una sede central, para evitar posible propagaciones.

 

Además, una de las opciones que maneja la Premier es la de televisar los encuentros de manera gratuita para que los aficionados no tiendan a congregarse, ya sea en casa o incluso en las calles a la hora de celebrar algún título.