Johnny Nieto – Goldepenal.com. El Arcahaie FC de Haití tuvo un debut decoroso en la Liga de Campeones de Concacaf 2021 tras empatar a cero con el poderoso cuadro mexicano Cruz Azul. El partido que correspondió a la ida de los Octavos de Final, se efectuó en el Estadio Olímpico Félix Sánchez de Santo Domingo, que fue una sede neutral, sirvió de casa para los haitianos.

 

El encuentro que había generado muchas expectativas por la forma en que había llegado la máquina cementera al mismo, siendo líder de la Liga MX y con una racha de once triunfos al hilo, se diluyó al ritmo de una llovizna con la que inició el cotejo y se terminó de desvanecer al compás del reloj.

 

El elenco que dirige Michel Gabriel mostró mucha solvencia defensiva y atrevimiento para hacerle daño al rival a partir del contragolpe a la hora de tener la pelota y aunque no tuvo muchas claras, tampoco permitió que los manitos las tuvieran.

 

La figura del encuentro fue el guardameta Gooly Elien del conjunto caribeño, quien en una de las pocas jugadas de peligro sobre su arco, sacó una mano para desviar el zapatazo de Elías Hernández de Cruz Azul y negar el grito de gol sobre los 20′ del desafío. 

 

Sobre la fracción 33′, Walter Montoya tuvo otra buena oportunidad de abrir la pizarra, pero su remate se estrelló en el poste.

 

El resto de la batalla sostuvo el mismo libreto, con Cruz Azul adueñado de la pelota, pero con pocas ideas o variantes en el guión para intentar romper el control del partido sin balón que mantuvo Arcahaie hasta los tres pitazos finales.

 

Al final los mexicanos se fueron con un sabor amargo por no sacar ventaja en este juego de ida, aunque tendrán la revancha en casa la próxima semana.

 

Por su parte, el elenco haitiano a pesar de no tener tanto protagonismo en ofensiva, quedó con la satisfacción de no haber perdido y sobre todo, dejar su arco en cero, lo cual se convertirá en una ventaja porque para la vuelta en Ciudad de México, un empate con goles le pudiera dar el acceso a la siguiente ronda.